basombrio-nota-hamer

Tantas veces Carlos Basombrío, ¿hasta cuándo?

El ministro es un sociólogo, analista político y un exdefensor del Lector de Perú 21. En el gobierno de Alejandro Toledo ejerció el cargo de viceministro del Interior y en la administración Kuczysnki, obtiene la titularidad de la cartera. Un experto, en teoría… en el papel.

Por ocupar su tiempo en endilgar como “terroristas” a los marchantes contra el Peaje de Puente Piedra, se le olvidó el VRAEM donde un grupo de narcoterroristas emboscó y acribilló a tres policías en estos días.

En vez de afianzar una alianza con Patria Roja (PR), la organización política que enfrentó a Sendero Luminoso en la década de los ’80, la policía de Basombrío decidió rodear el local partidario de PR con un centenar de efectivos. En tanto, Basombrío luego terminó reconociendo que Patria continúa enfrentando al Movadef, la fachada política de Sendero Luminoso.

Acusó sin pruebas al dirigente Pedro Castillo de tener vínculos con Sendero, dinamitando la reunión del Sutep Regional y el Minedu que nos pudieron ahorrar semanas de huelga. El dirigente Castillo además de docentes es  rondero, organización de campesinos que enfrentó a Sendero Luminoso en Cajamarca.

El escuadrón de la muerte y otras barrabasadas

Al asumir la cartera, el ministro denunció la presencia de un escuadrón de aniquilamiento conformado por un centenar de policías protegido por altos mandos. Semanas más tarde, retrocedió en sus declaraciones aseverando que no eran “más de cien efectivos” sino menos de 10 y eran casos aislados. Las investigaciones continúan.

Basombrío ordenó la captura de un pintor tras el incendio de Larcomar porque el individuo no mostró sensibilidad ante el siniestro. Ofreció 30 mil soles por los maltratadores de mujeres Ronny García y Carlos Feijoo, capturados uno en su casa y el otro en una cochera cerca de su vivienda. Antes de poner precio a las cabezas de los sujetos, toquen las puertas de sus hogares, tal vez los encuentren durmiendo.

El programa de recompensas no es ninguna invención de Basombrío, es una medida heredada del gobierno de Ollanta Humala y el primer ministro en implementarlo fue José Luis Pérez Guadalupe.

Por prohibir que dos hombres estén en una moto lineal. No se preocupe señor sicario, puede llevar todo su arsenal delictivo mientras no esté otro hombre con usted.

El ministro ha acusado a medio Perú de subversivo o tener vínculos subversivos, pero continúa buscando las pruebas. En tanto actúa como un bombero que intenta apagar el incendio echando gasolina.

Por: Hamer Arteaga Alvarado

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *