MIJAEL

SI YO FUERA GAY…

El periodista Carlos Bernales, en este artículo, le da cátedra de periodismo a Mijail Garrido-Lecca, quien se autodenomina como tal, pero no se informa adecuadamente para hacer sus preguntas, cayendo así en ridículo. Bernales le aclara al bisoño “periodista” cómo era la situación de los homosexuales en EE.UU. en la década del 60, pues al parecer Garrido-Lecca cree que era un paraíso.

Por Carlos Bernales.

“En los 60 si yo hubiera sido gay me hubiera gustado vivir en Nueva York y no en La Habana”.

Se llama Mijail (¿?… ¿por Gorbachov?), Garrido-Lecca. Dice ser periodista y ahora funge de entrevistador en un programa de televisión. Aunque no tiene la culpa de ser hijo de uno de los personajes más corruptos de la dirigencia aprista, sin embargo, pretende ser autoridad moral, sin hacer deslinde de un padre que si no está preso es porque la justicia en el Perú solo sirve para exonerar los graves crímenes de personajes mafiosos como Alan García.

El caso es que este personaje, de modo insolente, se permitió preguntar a Verónika Mendoza lo siguiente: “Si usted hubiera sido homosexual en los 60 hubiera preferido vivir en Nueva York o en la Habana?”. Dando por entendido que Nueva York era entonces un paraíso de la libertad de géneros, Garrido-Lecca optó por dicha ciudad.

Es evidente que Garrido Lecca no sabe de historia. No sabe que en los 60’s, no solo en Nueva York sino en todos los EE.UU., se producían abusos, maltratos y crímenes de género. Nadie salía a protestar si la policía maltrataba a golpes a un negro o a un homosexual.

¿Sabe este supuesto “periodista” porque se celebra a partir de Nueva York y en todo el mundo el 28 de junio como el ‘Día del Orgullo Gay’? Porque ese día, en el año 1969, en Stonewall Inn, un “pub” del Barrio Greenwich Village, la policía neoyorquina arremetió con brutalidad contra los homosexuales que allí se encontraban, generando muchos contusos y heridos graves.

Para Garrido-Lecca y para muchos del núcleo social peruano al que él pertenece, EE.UU. es el país de sus suspiros, y por ello piensan que es un paraíso y no tratan de informarse que, por ejemplo, en EE.UU. si alguien admitía en un tribunal haber sostenido relaciones sexuales consentidas con una persona de su género, podía ser condenado a 5, 10, 20 años o de por vida.

En 1971 veinte estados mantenían leyes sobre ‘sexo psicopático’, que permitían la detención de homosexuales por esa sola razón. En Pensilvania y California los ofensores sexuales podían ser encerrados en instituciones mentales de por vida y en siete estados podían ser castrados. La castración, la terapia emética, la hipnosis, la terapia de electroshock y las lobotomías eran usadas por los psiquiatras para intentar “curar” a los homosexuales de sus deseos durante la década de 1950 y la de 1960.

Así es, Garrido-Lecca, esto pasaba en el país de tus sueños y en NY donde según tú hubieras preferido vivir en los 60… cargando tu banderita gay. ¿No?

Luego de muchos crímenes contra homosexuales, recién en el 2013, en EE.UU. se aprobó una Ley Contra la Violencia de Género, pese a que la mayoría de representantes republicanos “varones” votaron en contra.

No creo que te convenga salir del clóset en Nueva York hasta hoy, Mijail.

En cambio, hoy, en La Habana, Mariela Castro, la hija de Raúl Castro, tu odiado dictador, es la principal defensora de los derechos gay, resultando que el pasado mayo de 2015 hubo bodas de parejas homosexuales en todo el país, de manera simbólica para de una vez lograr una ley que sería una de las más avanzadas en América Latina.

Ya que te dices periodista, sería bueno que te prepares bien antes de hacer una pregunta, ¿no?. No seas como Aldo M., que recién “chanca” a último minuto para preguntar y por eso hace el ridículo de puro baboso que es.

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *