ppk-y-fujimori

PPK atrapado por “EL INDULTO”

“Keiko, sin estrategia manifiesta, apela a esperar hasta donde PPK va a llevar el tema, pues le sería imposible tumbarse un gobierno que liberó a su líder político. Además, observa como su hermano está dispuesto a jugar con el Gobierno con tal de destronarla. Los caviares que creían que con PPK se garantizaba su “democracia”, ante la amenaza fujimorista, van a responder activamente con manifestaciones al pasar de los días, ubicándose en los medios y dando trama a la ficción. Esta mediatización sobre los que están a favor y en contra, dará más tiempo al Gobierno para instalar a sus ministros, pero los días pasaran y tendrá que dar respuesta a lo que sembró.”

Por: Marco Sipán

Otra vez, la puesta en escena “El indulto” sirve de  maniobra y contraofensiva mediática para esconder los errores del Gobierno y la caótica situación de todo el aparato estatal, donde en varios sectores se anuncian nuevas huelgas de los trabajadores públicos.

Con un tablero político lleno de jugadores lesionados por sus vínculos con Odebrecht, le irá mejor a quien controle de mejor manera el espacio mediático,  pues al final, es quien tendrá mayor capital político para disputar contra las demás fuerzas. Mientras ello ocurre, en el país real se están poniendo en cuestión las reformas neoliberales en cada sector del Estado, donde se vienen enfrentando crisis y conflictos álgidos. En el mundo virtual, los medios dirigidos por los marketeros del Gobierno han decidido sortear una de las más grandes crisis con un espectáculo más sobre “El indulto”, que trae consigo un nuevo desenlace, un aliado nuevo para el gobierno: Kenji, el hermano de la opositora y candidata presidencial, hecho que aumenta la intriga en este remedo de serie política americana.

Los riesgos de esta estrategia, que tiene como objetivo reordenar el tablero a favor del Gobierno, al menos, para estabilizarlo hasta fin de año, es que el Ejecutivo no puede guardar el tema y volverlo a sacar otra vez dentro de algunos meses. ¡Por supuesto que no! Se convertiría en un arma contra el propio Gobierno. Y lo sabe. El jugar al filo del precipicio, con el tema del indulto, lo está dejando en un callejón sin salida.

Con esta estrategia mediática, el Gobierno logró saltar muchos temas pendientes, que están generando reclamos de los trabajadores, inclusive las intenciones de algunos fujimorista de su vacancia. Sin embargo, está creando un nuevo y más agudo conflicto político, del que puede quedar mucho más chamuscado de lo que ya está. ¿Qué pasaría si no da el indulto… acaso no daría más argumentos para que Keiko sea más confrontacional?

Keiko no quiere jugar dentro de la estrategia de PPK, eso hace que el Gobierno, a través de los medios, lleve el tema de “El indulto” a frases como: “el Chino sale después del partido de fútbol entre Perú y Argentina”. Este juego mediático ha llevado a PPK a la hora final.

Keiko, sin estrategia manifiesta, apela a esperar hasta donde PPK va a llevar el tema, pues le sería imposible tumbarse un gobierno que liberó a su líder político. Además, observa como su hermano está dispuesto a jugar con el Gobierno con tal de destronarla. Los caviares que creían que con PPK se garantizaba su “democracia”, ante la amenaza fujimorista, van a responder activamente con manifestaciones al pasar de los días, ubicándose en los medios y dando trama a la ficción. Esta mediatización sobre los que están a favor y en contra, dará más tiempo al Gobierno para instalar a sus ministros, pero los días pasaran y tendrá que dar respuesta a lo que sembró.

Esta ficción de combate democrático, sin política de resultados concretos sobre los reclamos de la gente, solo aumenta el descrédito del modelo y el régimen político. La gente no quiere el desorden que está generando PPK. El indulto, su estrategia de escape, lo ha atrapado.

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *