fraude electoral 2

FRAUDE: ¿CONTINUAR O NO CONTINUAR?

“Compatriotas, ¿ustedes piensan que el fraude en marcha se va a limitar solo a sacar competidores incómodos y a dejar tranquilos a García y Fujimori? No nos engañemos. El aprismo y el fujimorismo tienen operadores experimentados en voltear mesas electorales, y en falsificar ánforas y votos  (el ‘huanucazo’ fujimorista para aprobar nada menos que la Constitución del 93 es tan solo un ejemplo de ello). Tienen una vasta y pagada organización para robar elecciones. Y a todos los medios con ellos. Esta vez van a ganador”

Por Marco Antonio Huaco Palomino

Estamos ante una operación de fraude montada con mucha anterioridad. Por eso es grave e irresponsable que Mendoza y el Frente Amplio le digan a la gente que a pesar de todo lo que está ocurriendo “van a ganarle en la cancha al fujimorismo” el día de las elecciones. Quizás influya en ello que Mendoza no es una lideresa de combate. Es una administradora. Aprovecha las oportunidades que le caen, no las crea. Teme los riesgos, no los afronta. Y entonces, entre el temor de la lideresa y la conveniencia de las cúpulas de pescar sus curules a río revuelto, nos llevan hacia un escenario desventajoso, más peligroso para el país.

Compatriotas, ¿ustedes piensan que el fraude en marcha se va a limitar solo a sacar competidores incómodos y a dejar tranquilos a García y Fujimori? No nos engañemos. El aprismo y el fujimorismo tienen operadores experimentados en voltear mesas electorales, y en falsificar ánforas y votos  (el ‘huanucazo’ fujimorista para aprobar nada menos que la Constitución del 93 es tan solo un ejemplo de ello). Tienen una vasta y pagada organización para robar elecciones. Y a todos los medios con ellos. Esta vez van a ganador. La votación se polarizará al casi 50/50 y la segunda vuelta se decidirá por poquísimos puntos de diferencia, y entonces el fraude hará su parte. Las demás fuerzas políticas no tendrán capacidad para evitar su consumación. ¿Confía usted en el nuevo “voto electrónico” en estas circunstancias, por ejemplo? ¿Confía usted en la ONPE, en el Jurado?

Cuando ello suceda, ¿apelarán a la OEA, entonces? ¿A la Comisión Interamericana?

¿Veremos a Barnechea y a Mendoza llamar a la ciudadanía a luchar en las calles cuando vean su fracaso electoral y se percaten de que todo ya estaba planificado, a pedirnos que salgamos a “recuperar la democracia” arriesgando nuestras vidas para enfrentar la represión de una Policía Nacional cuyos Altos Mandos ya sabrán bien a qué nuevo amo servir ciegamente? ¿Es intencional esa voluntad de querer que se consuma el fraude, “para agudizar las contradicciones”?

Todo ésto es de una irresponsabilidad sin nombre, sea consciente o no.

Aún hoy podemos salir a las calles vigilados por una PNP que no permitirá desmanes pero sí masivas manifestaciones de protesta pacíficas y firmes, exigiendo la renuncia del Jurado y la postergación de las elecciones. Pero luego del 10 de abril habrá un nuevo escenario con un fujimorismo triunfante y más legitimado.

El Perú merece instituciones fiables, transparentes e independientes. Merece líderes y lideresas políticas con vuelo de estadistas, que miren más allá de sus pequeños intereses inmediatos, más allá del espejismo electoral. Estamos repitiendo la misma miopía de los partidos políticos de los noventa, la misma falta de compromiso con principios democráticos mínimos, el mismo oportunismo. La “clase política” siguen siendo tan boba como entonces.

A diferencia de otros, yo digo que NO nos lo merecemos, porque fuimos los ciudadanos los que salimos a derrotar a la dictadura, a tragarnos el miedo ante las balas, a zurrarnos varazos, a respirar lacrimógenas vomitivas, y a arriesgarnos a ser apresados y golpeados en calabozos policiales, una y otra vez. Nosotros ganamos esa batalla, no un vladi-video ni la OEA.

Partidos democráticos: En lugar de plantarse con firmeza hoy, nos empujan hacia ese escenario peligroso del mañana, OK. Pero si sucede, ese día los querremos ver allí también, con sus telegénicos candidatas(os) al Congreso, con sus dirigentas y dirigentes, corriendo los últimos, asumiendo los mismos riesgos en primera fila que el resto de la gente. En primera fila, figurando, como en videos y fotos de propaganda.

Deberíamos evitar ese escenario. Hoy es el día para una solución dentro de los cauces institucionales que corrija toda esta situación. RENUNCIA DEL JURADO, TACHA A FUJIMORI-GARCÍA Y POSTERGACIÓN DE ELECCIONES. Feliz Semana Santa…

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *