LUIS CASTAÑEDA LOSSIO, CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE SOLIDARIDAD NACIONAL REALIZO UN MITIN DE CIERRE DE CAMPAÑA EN LA QUES ESTUVIERON VARIOS CANDIDATOS A LA PRESIDECIA Y SIMPATIZANTES

Es problema no es Castañeda

“Por eso creo que el problema no es Castañeda. Él la tiene clara. El problema es la llamada “bancada del pueblo”, herederos de la izquierda caviar, que no saben hacer política. Porque denunciar la corrupción no es hacer política en una ciudad dónde un alcalde corrupto como Castañeda sigue siendo popular. ¡Tenemos que cambiar de estrategia! Quizás la respuesta está en mirar más a los de abajo, a sus deseos y necesidades, en re-conocer a este pueblo que ya no es el de los años 80 y que no lo volverá hacer. Y dejar de vivir, finalmente, de viejas glorias y recetas que solo nos llevan a continuos fracasos políticos.”

Por: Deici Dávila

La última encuesta de Ipsos para El Comercio se realizó del 14 al 16 de marzo, cuando aún no se registraba la magnitud de huaicos, desbordes y la caída del puente Solidaridad que afectaron a varios puntos de nuestra ciudad. Por eso no sabemos cuál ha sido el impacto real de la  pésima política de prevención de desastres del acalde Luis Castañeda Lossio.

A pesar de ello, Castañeda debe estar pensando alguna estrategia para salir airoso de esta situación. ¿Acaso hemos olvidado el escandaloso caso de Comunicore donde desapareció por arte de magia 35,9 millones de soles y del cual salió libre de polvo y paja? La mayoría de limeños respaldó nuevamente su tercer mandato y ahí lo tenemos otra vez siendo alcalde.

La lluvia de memes y apanados virtuales nos hace pensar que Castañeda está perdido. Pero en el mundo real, la mayoría de limeños está mucho más preocupado por abastecerse de agua o sacar el lodo de su casa antes que fiscalizar a la autoridad edil.

Y mientras los “nuevos” rostros de izquierda debaten una agenda para Lima o viajan a Lambayeque y Piura siendo congresistas de nuestra golpeada ciudad y con nuestra plata, quienes queremos una gestión distinta para Lima seguimos sin voz. Ni con globos ni firmas derrumbamos a un peso pesado que ha resuelto problemas de fondo de los de debajo de Lima (salud barata y escaleras en los cerros).

No hablo de cualquier cosa. Los Hospitales de la Solidaridad son un éxito. Suelo atenderme en ellos a pesar de que cuento con un seguro de salud por mi trabajo. ¿Por qué? Porque es rápido y barato. En San Juan de Lurigancho, este hospital siempre está repleto de gente porque no contamos con un hospital que permita una atención inmediata para miles de usuarios. Por otro lado, las escaleras de cemento le permiten llegar al más humilde a su casa construida en los cerros de Lima con dignidad.

Por eso creo que el problema no es Castañeda. Él la tiene clara. El problema es la llamada “bancada del pueblo”, herederos de la izquierda caviar, que no saben hacer política. Porque denunciar la corrupción no es hacer política en una ciudad dónde un alcalde corrupto como Castañeda sigue siendo popular. ¡Tenemos que cambiar de estrategia! Quizás la respuesta está en mirar más a los de abajo, a sus deseos y necesidades, en re-conocer a este pueblo que ya no es el de los años 80 y que no lo volverá hacer. Y dejar de vivir, finalmente, de viejas glorias y recetas que solo nos llevan a continuos fracasos políticos.

 

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *