equipo vallejo

El caso Vallejo: “plata como cancha”…¿o en la cancha?

“¿Se exagera al pensar que Acuña, un cuestionado empresario, cuya solvencia económica es inversamente proporcional a su solvencia moral, sea capaz de repartir dinero con tal de lograr sus propósitos, en este caso, que UCV vuelva a primera división? Yo creo que no; la sospecha es válida y el sentido común, ajeno a la ADFP, así lo dice.”

Por: Yuri Rodríguez Vásquez

La aparición de un audio donde un jugador —en nombre del club Universidad César Vallejo (UCV)— ofrecía dinero a un integrante del Sport Unión Huaral para dejarse ganar motivó una airada y justificada indignación en el ambiente del fútbol, sobre todo, el relacionado al campeonato de segunda división. Rumores de actos similares nunca habían faltado, pero pocas veces se había presentado una prueba concreta. El Sport Boys, equipo puntero y con mayores chances para lograr el título y volver a la primera división, denunció el hecho. La pelota quedaba, literalmente, en la Comisión de Justicia de la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional del Perú (ADFP) con la esperanza que dicha comisión haga honor a su nombre.

El caso trascendió el terreno deportivo porque implicaba a un excandidato presidencial. César Acuña, dueño del club universitario, fue candidato presidencial en las elecciones del 2016. El empresario fue desembarcado en plena campaña electoral tras ser denunciado por dar regalos con fines proselitistas. Acuña, el hombre de la “plata como cancha”, fue objeto de diversos cuestionamientos, desde acusaciones de plagio hasta sospechas de lavado de activos.

El audio en cuestión no solo sembró dudas sobre el resultado final del partido entre UCV y el equipo huaralino, quién perdió de local 4 a 0; también arrojó sombras sobre otros partidos donde —a la luz de la denuncia— ya era difícil no sospechar de ciertos cobros arbitrales y de extraños desempeños de algunos equipos contrarios.

Lamentablemente, en ese contexto, el equipo chalaco fue dejando pasar algunos puntos vitales, al tiempo que UCV iba acortando las distancias en la tabla de posiciones. Ello motivó que en las últimas instancias, la disputa se centrara solo entre el Sport Boys y UCV. Al final, con la totalidad de partidos jugados, el equipo chalaco alcanzó 57 puntos.  En tanto UCV, con la misma cantidad de puntos, aún le quedara un partido más por jugar. Es decir, tan solo empatando el equipo de Acuña volvería a primera división.

Y si Dios es peruano, quizá nació en el Callao. Vallejo no pudo siquiera empatar e incluso falló un penal en el tiempo extra. Luego, tras una espera interminable, la Comisión de Justicia de la ADFP dio por fin su fallo y, según todo indica, falló. La resolución de la comisión determinó sanción para los jugadores involucrados, pero absuelve a UCV y, por tanto, ante la ausencia de pruebas, lo libra de toda responsabilidad.

¿Se exagera al pensar que Acuña, un cuestionado empresario, cuya solvencia económica es inversamente proporcional a su solvencia moral, sea capaz de repartir dinero con tal de lograr sus propósitos, en este caso, que UCV vuelva a primera división? Yo creo que no; la sospecha es válida y el sentido común, ajeno a la ADFP, así lo dice.

Este domingo 26 de noviembre Sport Boys y UCV definen el título de la segunda división en el Cusco. Lo siento por los futbolistas y fanáticos del UCV, no tengo nada contra ellos, pero, va siendo hora que Acuña entienda que no siempre la “plata como cancha” se impone. Por eso, por mi condición de chalaco y por mi simpatía por su tradición y por muchos de sus seguidores, y sin siquiera ser hincha, deseo que al final del encuentro el Callao celebre, con justicia, su regreso a la anhelada y tan esquiva primera división.

Extracto de la conversación entre Fisher Guevara y Ryan Salazar (fuente: https://peru.as.com/peru/2017/10/28/futbol/1509211559_566241.html)

Guevara: “Me llamó el tío ‘Acuña’, y me dijo Fisher habla con la gente del Huaral, me dice, porque yo sé que Boys les va a tirar un dinero. Búscame tres, cuatro jugadores. Yo les doy esa plata del Boys para que jueguen normal. No estoy diciendo que vayan para atrás ni nada porque vamos a ir con todo, vamos con árbitro y con todo, así para que estén tranquilos. Una vaina así. El primero que pensé fue en ti porque, bueno tenemos confianza y todo. Es un tema delicado esto”.

Salazar: “Tú sabes que todo se llega a enterar, si es para ganar es tú sabes bienvenido, pero un poquito atrás tú sabes que es jodido”.

Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *