Tito Castillo es el que está al medio dormitando. Esta foto es en la sesión en que se presentó presentó Pepe Graña. En un momento la sesión se hizo reservada y los periodistas salieron; sin embargo, Castillo se quedó dentro. Se sabe que los asesores pueden quedarse.

CON LOS ASESORES DEL ALBRECHT, SERENO ESTABA FÉLIX MORENO

Normalmente no me gusta el periodismo de periodista. Pero cuando este trasciende lo anecdótico y se mete en la gestión pública, hay cosas que debemos contar. Víctor Albrecht, presidente de la Comisión Lava Jato, tiene entre sus filas, a asesores que fueron asesores y gente muy cercana de Félix Moreno y Alex Kouri. Por cierto, estos último hacían grandes tonos por el ‘Día del Periodista’. Con fundada duda se preguntaba el fiscal Pablo Sánchez que alguien estaba ayudando a Moreno y que había fuga de información. Veamos. 

Por: Eduardo Abusada Franco



Hace unos años, entrevistando a un viejo periodista —circunstancialmente vasco y fujimorista—, me decía que existían dos tipos de tipos de periodistas: los que tienen suerte y los que no. A los primeros se les presentan las historias, los segundos tienen que poner más ahínco para buscarlas. Yo creo estar entre los primeros. Aunque ya no ejerzo el periodismo a tiempo completo, siempre me caen historias de pura suerte. Sin embargo, para esta no hace falta ni investigar. Es una historia que está en las narices de todos los periodistas. Desde el que hace el horóscopo (que también lo hacen los redactores), hasta el editorialista, sabe o ha escuchado de los personajes de este tinglado chalaco que gana nuevamente titulares con la caída de Félix Moreno, presidente regional del Callao. ¿Por qué muchos no han escrito lo que varios comentan entre cervezas? Me arriesgo a decir que por espíritu de cuerpo unos, y demasiado puros otros; es decir, aquellos que no se mezclan con la chusma y a veces no se enteran de cosas. Pero bueno, la cosa es así:

Como decía, cualquier periodista sabe desde hace años de los grandes tonos que organiza por el ‘Día del Periodista’ el Gobierno Regional del Callao. Yo los recuerdo desde la época del hoy preso Alex Kouri, quien hace varios meses me escribió por tuiter: “conozco a tu familia y les guardo aprecio. Nos encontraremos en alguna reunión familiar. Saludos” (sic). [Esto claramente es una amenaza. Y en el Callao, desde que está ‘Chim Pum Callao’, varias cosas violentas suceden por “ajustes” políticos]. En fin, no ahondaré en el contexto de mafia que vive el Callao desde hace décadas, sino a la historia de periodistas en que estaba.

amenaza-kouri

Qué miedo!!!!

Cuando trabajaba en Trome entre los años 2006 a 2009 se hacían dos fiestas grandes por el ‘Día del Periodista’. Una era en la ‘Isla del Paraíso’, en Bellavista, donde tocan los famosos ‘Cuervos de Rioja’. Una vez fui allí y no recuerdo por qué motivo no entré o no me dejaron entrar. En fin, de mejores fiestas me han botado (incluso no me dejaron entrar a una fiesta de Año Nuevo del Movadef que prometía ser una ‘bombaza’). Luego empezó a cobrar más fama otro tono, el que se hacía en ‘La Ley’, que organizaba Kouri. Allí caían periodistas de toda laya. A ese fui una vez con mis amigos de Trome. Redactores y periodistas de televisión toneábamos de lo más lindo. Full perreo, con orquesta y todo. Aunque particularmente soy reacio a bailar.

Acá viene el detalle. La organizadora-promotora-organizadora era Irene Sánchez. No hay periodista que no sepa quién era ella. Estrechamente vinculada a la prensa de Kouri. Todos los plumíferos galifardos se amontonaban en torno a ella para pedirle vales para jarras de cerveza. Aunque no me crean, en mi defensa debo decir que “yo chupaba con mi plata”. En el periódico me pagaban bien, y la verdad es que soy flojo y me daba pereza estar pugnando por un sucio vale de cerveza. Como sea, solo fui una vez.

Luego, cuando Félix Moreno se hace presidente regional del Callao, precisamente con Chim Pum Callao, movimiento fundado por su mentor Kouri, las fiestas por el ‘Día del Periodista’ siguieron, aunque en otro lugar. También con la participación de su asesora de prensa Irene Sánchez y otro organizador de eventos, también de la junta de ese grupo: Tito Castillo. La misma dinámica: orquestas sonoras, regalaban vales de cerveza y hasta rifaban premios. En la última fiesta, el conocido periodista Álvaro Maguiña se ganó un frigobar, por ejemplo. Como él, cientos de periodistas recibieron premios varios años en estas fiestas. Era un poco rochoso, según testigos, la animación que hacían el par de asesores desde el estrado ante los periodistas, se entiende que mujeres y hombres llamados a ser el azote de los políticos. Sánchez y Castillo lanzaban vivas y agradecimientos al gran hombre que era el gobernador Félix Moreno. Por supuesto, la gente seguía bailando perreo. No puedo evitar recordar una entrevista en que le preguntaron a Guillermo Thorndike si acudía a una de esas fiestas. Le salió una respuesta algo aristócrata: “¡Allí va la plebe!”

En fin, reventó el caso Lava Jato. Se constituye en el Congreso la Comisión respectiva y la preside con mucha polémica el congresista fujimorista Víctor Albrecht, también del Callao. Hasta aquí he escrito la cosa casi de memoria, con información que todo periodista sabe. Recién he googleado para recordar por qué molestó que sea Albrecht el presidente de dicha Comisión. Cito a El Comercio: “Precisamente con Chimpum Callao, Albrecht llegó a ser alcalde de La Perla entre 1998 y el 2001. Entre el 2008 y 2009 fue gerente general de Empresa de Servicio de Limpieza Municipal Pública del Callao (Eslimp-Callao), cuando Félix Moreno era alcalde.” A su vez, como es de público conocimiento, Albrecht también fue denunciado en el caso de las irregularidades del mejoramiento de la Av. Gambetta. Mismo caso que también le cae a Félix Moreno y en el que estuvieron metidas las constructoras brasileñas Andrade Gutiérrez y Queiroz Galvao, que también son parte de toda esta novela Lava Jato. [Esto ya parece película de Scorsese].

Y bueno, tanto floro previo para ver lo evidente, ¿quién es asesora de prensa del despacho de Víctor Albrecht? ¿Ya adivinaron? Pues Irene Sánchez. Aunque ahora no regala vales para jarras de cerveza. Es decir, quien fuera personaje de confianza de Moreno y de Kouri es asesora del presidente de Comisión Lava Jato. En el Wasap de Irene se puede ver que pone su cargo y a diversos periodistas manda las actividades congresales por esta vía.

Irene Sánchez. Imagen tomada de su Facebook.

Irene Sánchez. Imagen tomada de wasap.

¿Delito? No, ciertamente. Pero veamos. ¿Fue llamado Moreno a declarar a Comisión Lava Jato? No. Consultada Karina Beteta —también fujimorista [pero si parece que los hicieran con molde]— por un periodista de por qué no lo habían hecho, dijo que ya lo iban a hacer. Pero claro, lo dijo luego de que Moreno ya había caído.

Es más. Mencionamos a Tito Castillo, el otro organizador de los tonos del ‘Día del Periodista’ y animador de los mismos. Pues es vox populi que también está asesorando Albrecht “por fuera”, pero no en el despacho, sino en la mismísima Comisión Lava Jato. Hay diversas fotos en las que se le ve con Albrecth en el Congreso.

Presentación de Jose Graña Miro Quesada, ex Presidente del Directorio del Grupo Graña y Montero, para informar sobre posibles implicaciones de su ex representada.

El del medio, que está dormitando, es Tito Castillo. La foto es de la sesión en que se presentó José Graña. En un momento la sesión se hizo reservada y se invitó a los periodistas a salir. Castillo se quedó dentro. Se sabe que los asesores pueden quedarse en las sesiones reservadas.

Volvemos a lo mismo. ¿Ilegal? No. Pero resulta poco útil para la imparcialidad de las investigaciones que las personas de confianza de los investigados sean precisamente las que conforman la comisión investigadora. Además, no tienen el perfil de investigadores ni asesores parlamentarios. Tito Castillo organizaba eventos.

Ahora bien, el día anterior al que escribo estas líneas el fiscal Pablo Sánchez dio una conferencia a estudiantes y ´público en general en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya a la que alcancé a llegar un poco tarde. Se quejaba de que no podían trabajar bien porque la prensa estaba filtrando información a los investigados, es decir, a Moreno y compañía. En la misma conferencia expuso el periodista Gustavo Gorriti, quien dijo que lo de Moreno se sabía casi al mismo tiempo que lo de Alejandro Toledo con el sistema de delaciones premiadas, pero se estaba afianzando el proceso probatorio. En todo este tiempo, explicó el fiscal Sánchez, se ha estado filtrando información. Pues mi sexto sentido me dice que no ha sido precisamente la prensa. Para mí, la sospecha es obvia: los asesores. Eran los mismos asesores de Kouri y Moreno, ahora en la Comisión Lava Jato. Es decir, eran juez y parte; o mejor dicho, investigadores y parte. Por allí se puede haber estado filtrando la información.

Y he aquí otro dato muy importante a tener en cuenta. Recordemos que se produjo un choque de poderes entre el Ministerio Publico y el Parlamento —de enorme y conocida mayoría fujimorista, valga recordarlo—, ya que este último, específicamente la Comisión Lava Jato (insistimos: presidida por Albrecht, asesorado por los exasesores de Moreno y Kouri) presionó con inusitada intensidad al fiscal Pablo Sánchez para llevar a declarar al Congreso al fiscal del caso Odebrecht, Hamilton Castro. Con tino y coraje, la Junta de Fiscales Supremos no dio permiso a Hamilton para que acuda al Congreso, con lo que se mantuvo la reserva.

Tal fue la insistencia que Albrecth pretendió llevar de “grado o fuerza” a Hamilton Castro, es decir, de las orejas. ¿Se imaginan que hubiera pasado? Pues que Moreno hubiera conocido la estrategia vía los asesores y ahorita estaría en mejor posición para salir limpio.

Pero, ¿cuál sería esta mejor posición o estrategia que le hubiera convenido a Moreno? He estado conversando estos días con algunos entendidos. Y esto no es algo que esté escrito, pero hemos llegado a un convencimiento razonable de que la estrategia —siempre dentro de la más estricta reserva— era presionar, o ya que estamos hablando de estos personajes usemos otra palabra, “ajustar” a Gil Shavit —el cómplice de Moreno— para que eche a al gobernador regional. Gracias a que Pablo Sánchez y Hamilton Castro lograron mantener la reserva y no fueron al Congreso, se logró ello y Shavit ha pasado a ser colaborador eficaz al momento que escribo esto y se ha pedido la prisión preventiva para Moreno.

Piensa mal y acertarás, siempre me dice mi madre. Shavit está ahora recibiendo amenazas de muerte., según un informe periodístico. De haber conocido Moreno que Castro estaba yendo primero tras Shavit para buscar que lo delate (tal es mi deducción), me temo, siguiendo la sabiduría de mi madre, que Shavit hoy, como Luca Brasi, estaría durmiendo con los peces. Sin su declaración, no habría prisión contra Moreno.

Y colorín colorado, por ahora el cuento se acabado. Si acaso sigo con vida, continuará…

ADVERTENCIA: En todo este entramado de Chim Pum Callao, Moreno y Kouri ha habido caídos. Incluso Wilbur Castillo, conocido delincuente a quien conocí personalmente, fue asesinado. Él denunció públicamente una red de chuponeo en el partido de Kouri y Moreno. Su familia acusó como responsables a este gente.  La primera vez que quise investigar lo del Callao hace muchos años, el director del diario, que era chalaco, me dijo “ten mucho cuidado, esa gente manda matones”. Ya les mostré el tuit con amedrentamiento que Kouri me hizo. Shavit está recibiendo amenazas de muerte.  En verdad, temo por mi vida. No soy Javier Heraud. Todavía no me quiero morir, aún no conozco Disneylandia. Amo mucho la vida, tampoco tengo ninguna intención de “auto”suicidarme (así escribirán los mermeleros). Si algo me pasa, hago responsable de ello a los mencionados en este texto. Me permito citar a Galeano: “La muerte, que un par de veces me tomó y me soltó, a menudo me llama todavía y yo la mando a la puta madre que la parió.”


Comenta en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *